Floreros

60 productos

60 productos

24 De 60 Productos

Floreros

Los jarrones son esenciales en cualquier hogar. Tanto si las utilizas para un ramo de flores frescas como si colocas flores secas en ellas, dan vida a tu interior. Pero, ¿qué jarrones deben formar parte de tu colección básica y cuál es la mejor manera de estilizarlos? A continuación te lo contamos todo.

Los 5 jarrones imprescindibles y sus tamaños

Hay jarrones de todos los tamaños, así que depende de lo que busques. Si aún no tienes ningún o pocos jarrones en casa, estos son los 5 jarrones imprescindibles que necesitas:

El florero

Un florero para ramos suele tener hasta treinta centímetros de altura y una abertura en la que cabe un ramo de flores estándar (de unos cinco centímetros de diámetro). Un jarrón o jarra es el florero perfecto para un ramo. Suelen fabricarse en cerámica.

El jarrón cilíndrico recto con una amplia abertura

Para un hermoso ramo de tulipanes, gerberas o ranúnculos, opta por un florero sencillo y recto con una abertura amplia, que permita que las flores caigan a lo ancho. El jarrón tiene una abertura de unos 20 centímetros y no supera los 30 centímetros de altura. Estos jarrones suelen ser de vidrio transparente o cristal, pero también puede comprarlos de vidrio coloreado. Dato curioso: este jarrón también puede utilizarse como fotóforo.

El florero para una sola flor

Un florero estrecho y alto para una rosa especial o un alegre girasol es imprescindible en cualquier hogar. Estos jarrones tienen una abertura estrecha de unos tres centímetros. A menudo, estos jarrones son de cerámica. Un jarrón común y estrecho que se ve mucho hoy en día es un florero de botella transparente o un jarrón alto de cerámica con orejas.

Mini jarrones para pequeños mechones o ramos secos

Si has elegido un mini ramo y quieres ponerlo en una mesa auxiliar, el lavabo, el alféizar de la ventana o sobre un invernadero en el recibidor, entonces un mini jarrón es ideal. Son lo suficientemente pequeñas como para ponerlas en cualquier sitio y, gracias a su estrecha abertura, las flores no se caen demasiado . Estos jarrones pueden ser de vidrio o cristal, pero también los puedes encontrar de cerámica.

El gran jarrón de suelo para ramos y flores secas

El jarrón grande es una auténtica declaración de intenciones. Colócalo en el suelo, en un rincón de la habitación, o déjalo lucir sobre un bonito aparador. El jarrón grande es ideal para las panículas, la hierba de la pampa y los ramos u otras flores secas de gran tamaño, ya que es bastante complicado lavarlo después. Estos jarrones son grandes, robustos y pesados, llegan a la rodilla como mínimo. Suelen estar fabricados con materiales resistentes, como la cerámica.

¿Cómo se estiliza un jarrón?

Coloca el jarrón en un aparador con otros jarrones de diferentes alturas para crear profundidad. También puedes pensar en una mezcla de texturas y colores. Combina tus jarrones con otros accesorios para el hogar, como libros de sobremesa, un frutero, candelabros y espejos, en un aparador o mesa auxiliar.

Preguntas frecuentes sobre los jarrones

¿Cuál es la mejor manera de limpiar los jarrones?

Limpia el jarrón con agua tibia y jabón después de cada uso. Utiliza una esponja suave o un cepillo de fregar para evitar arañar el interior, donde pueden acumularse bacterias y acortar potencialmente la vida del siguiente ramo. Deja secar el jarrón boca abajo, o sécalo con un paño de cocina (si puedes entrar en él). Si el jarrón es largo y estrecho, utiliza un cepillo especial para botellas al lavarlo.

¿Cómo decorar un jarrón?

Jarrones para primavera y Semana Santa

Puedes variar los jarrones de tu hogar según las estaciones y las fiestas. Para Pascua, por ejemplo, puedes elegir una rama con gatitos, sauce llorón y huevos de Pascua, y decorarla con un bonito lazo. En primavera, llena un jarrón ancho con bulbos de tulipán, narcisos o jacintos, o adorna un jarrón con bonitas ramas de flores rosas.

Jarrones de verano

En verano, atrévete con ramos de flores campestres (recogidas por ti mismo), girasoles o bonitos allium en un jarrón alto. No te olvides tampoco de la mesa del jardín; las flores secas o artificiales son una buena opción en este caso.

Jarrones de otoño

En otoño, puedes llenar los jarrones con ramas de bayas como el escaramujo, el heno de otoño (hypericum) o la planta linterna, y decorarlos con castañas, piñas y una calabaza hueca.

Jarrones para el invierno y las fiestas de fin de año

Cuando llegue el invierno, opta por colores más fríos, como ramas de eucalipto (perfectas para un look fresco), flores secas y ramas como la encina (acebo). Durante las fiestas, adorna el jarrón con adornos, luces, ramas de pino e incluso nieve falsa.

¿Qué jarrones son duraderos?

Hoy en día, muchos jarrones son resistentes y de gran calidad. Incluso los jarrones de cristal más finos son lo bastante resistentes y no pueden romperse fácilmente. Sin embargo, la precaución sigue siendo importante, sobre todo si hay niños o animales domésticos cerca. Por último, los jarrones más duraderos acaban siendo los que has elegido con cuidado (no por capricho), porque si estás contento con él y tratas bien un jarrón, puede durar para siempre, ¡y no hay nada más sostenible que eso! Descubre aquí nuestra colección de jarrones sostenibles CASA Cares.

¿Quieres un jarrón grande y llamativo en el suelo o prefieres un jarrón sencillo en el que las flores sean el centro de atención? Mira aquí nuestra colección.