¿Qué buscas?

 

Cultiva tus propias hierbas aromáticas


Cada aficionado a la cocina que se precie necesita en realidad su propio huerto de hierbas. Las hierbas frescas son las que hacen un mundo de diferencia en muchos platos. Y muchas veces ni siquiera tiene por qué ser muy difícil. Ya basta con unas macetas en una pequeña terraza. Te hemos hecho una lista de las preguntas que te puedes hacer antes de proceder a la plantación. A ver si el próximo verano tú también servirás unos platos de barbacoa con hierbas de tu propio jardín.

Pregunta 1: ¿Dónde voy a plantar las hierbas?

Las hierbas comunes se pueden plantar tanto en el interior como en el exterior. En el interior puedes utilizar unas macetas (incluso podrías colgar las macetas de una escalera eso crea un efecto muy gracioso en tu hogar) También se venden unos mini-invernaderos donde las hierbas quedan muy bonitas. En el exterior también podrías utilizar macetas, pero igualmente cajones de tamaño grande o incluso puedes plantar directamente en la tierra. En este último caso, procura que la tierra esté libre de malas hierbas y restos de plantas antiguas.


La mayoría de las hierbas aguantan bien el sol pero no son resistentes a las corrientes de aire. Trata de ponerlas en un lugar protegido cerca de un muro por ejemplo. En el interior necesitan aire fresco pero también más vale evitar que estén en una corriente de aire. Se trata de buscar un lugar adecuado entonces.


Otro consejo : procura tener las hierbas al alcance de la mano. La ubicación ideal de tu huerto de hierbas aromáticas es cerca de la cocina. Asegúrate de que no tengas que pisar la arena para coger las hierbas. No es muy práctico si tienes de atravesar la mitad de tu jardín para llegar al huerto cuando necesites unas hierbas.
Y el aspecto más práctico de todos es que la mayoría de las hierbas que se utilizan en la cocina -con excepción del tomillo y el orégano- tienen una altura limitada y no necesitas mucho espacio para cultivarlas. Basta con un balcón o el alféizar de la ventana. ¡Práctico!

Pregunta 2: ¿qué hierbas voy a cultivar?

Por supuesto, eso depende sobre todo de tu gusto. ¿No te gusta en absoluto el cilantro? Entonces no te lo lleves a casa. En primer lugar, elige las hierbas que te gusta utilizar en tus platos.

Las hierbas que se usan juntas en la cocina pueden ir en el mismo tarro sin ningún problema. Por ejemplo, haz una mezcla para un "bouquet garni" con tomillo, laurel y perejil. O un tarrito para el té con menta marroquí y manzanilla.

Pregunta 3: ¿Semillas o plantas?

La manera más fácil de plantar hierbas es poner una planta entera en la tierra. Asegúrate de que la planta tiene un buen aspecto y de que las raíces siguen siendo blancas. ¿Ya están asomando por los agujeros de agua de la maceta? ¡Ideal! Significa que están creciendo bien. Haz un agujero en la tierra, pon la planta y presiona bien el suelo. Riega la planta con un poco de agua. Intenta no poner tus hierbas en un lugar demasiado húmedo, pero por supuesto procura que tampoco sea muy seco. Por eso es importante hacer un seguimiento adecuado.

¿Elegirás las semillas? También es posible, pero tardarás un tiempo en obtener resultados. Te da la oportunidad de plantar tus hierbas junto con las frutas y verduras, como las de nuestros conjuntos para cultivar RECYCLE . Si tienes espacio para un huerto, ¿por qué no?

P.D.: ¿Te ha llamado la atención alguno de nuestros RECYCLE artículos de las fotos de arriba? Entonces, ¡tenemos buenas noticias! Todos estos artículos estaban hechos de (diferentes tipos de) madera reciclada. Atención: por lo tanto, es mejor colocarlos sólo en espacios cubiertos.

¿Vas a crear un pequeño huerto de hierbas aromáticas esta primavera? Comparte fotos de tu hogar en los medios con #cosywithcasa

Elige una tienda
Hacia arriba

Cookies

CASA usa cookies para que te resulte más sencillo utilizar nuestra web. Si continúas navegando por nuestra página web, estarás aceptando este uso. Si necesitas más información, puedes echar un vistazo a nuestra política de cookies.

Más información