¿Qué buscas?

 

Así puedes cenar fuera sin preocupaciones

Cuando el sol vuelve a salir, preferimos pasar el mayor tiempo posible fuera. Tomamos nuestro café matutino al sol, disfrutamos de un buen libro o leemos el periódico en la terraza y ... también nos gusta comer fuera. Aunque tenemos que admitir que eso no siempre es fácil. No importa cuán divertido sea cenar al aire libre, implica ciertos desafíos. Pero no dejaremos que eso nos detenga, al contrario. Así que sigue leyendo, porque con nuestros consejos también puedes cenar fuera todo el verano sin preocupaciones.

Mesa cubierta

Las soluciones más inteligentes suelen ser también las más sencillas. Cuando te sientes fuera para el desayuno, el almuerzo o la cena, proporciona a tu mesa un bonito mantel. De esta manera tu mesa no sólo se ve bien decorada (¡hola ambiente!), sino que también protege tu mesa de exterior de los arañazos.  Un pequeño gesto, pero que hace milagros. ¿A la mesa?

Contra toda clase de insectos

¡El verano es fantástico! El sol, las temperaturas cálidas y los afortunados, disfrutan de unos días (o semanas) de merecidas vacaciones... ¡Qué gusto! Pero el verano también tiene sus lados menos divertidos, como esos irritantes insectos que repentinamente aparecen en todas partes. Y muchos de esos bichos van detrás de tu comida. Esa ensalada de frutas para los niños, carne para la barbacoa o el cóctel dulce durante el aperitivo ... son el objetivo favorito de los insectos. Por suerte, todavía somos más listos que ellos. Con una campana simplemente pones una barrera sobre tu deliciosa comida y bebida. Y los bichos ya no pueden alcanzarlo. ¡La comida está salvada! 

Oh la la citronela

¿Un truco ingenioso para ahuyentar insectos y hacerlo acogedor? ¡Eso suena casi demasiado bueno para ser verdad! Pero créelo de todas formas. Las velas de citronela no sólo proporcionan atmósfera, sino que el olor también ahuyenta a los mosquitos y otros insectos, así que puedes quedarte fuera después de la cena sin preocupaciones. Así que enciende esas velas. ¡Qué alegría! 

Irrompible

¿Los tiestos rotos dan suerte? Bueno, depende de cómo se mire. Cuando otro plato de tu vajilla favorita o una copa de vino se hace pedazos y tienes que buscar peligrosos fragmentos de vidrio o porcelana en tu terraza, esa suerte parece estar muy lejos. Cenar fuera de casa conlleva algunos riesgos adicionales. Tienes que traer cuidadosamente toda tu vajilla y cristalería de dentro a fuera y de vuelta. Sin mencionar las mesas temblorosas en el césped o los niños que juegan con pelotas y otros peligros. ¿La solución? Sencillo: elige una vajilla irrompible. Tiene mucho aguante y te ahorra muchos dolores de cabeza. Elige platos, cuencos, tazas... en colores frescos de verano.

Luces encendidas

Los días de verano parecen durar para siempre. Pero si te quedas en la mesa por mucho tiempo, estarás a oscuras antes de que te des cuenta. Puedes ponerte a trabajar con irritantes alargadores  o puedes facilitarte las cosas con un par de inteligentes lámparas solares en tu terraza o jardín. Se cargan con la luz del sol y se encienden automáticamente cuando comienza a ocurecer. Así que no tienes que hacer nada. Sólo disfrutar.

¿Cómo lo haces "acogedor sin preocupaciones" en tu jardín o terraza? ¿Tienes otro consejo? Compártelos con #cosywithcasa a través de las redes sociales.


 

Elige una tienda
Hacia arriba

Cookies

CASA usa cookies para que te resulte más sencillo utilizar nuestra web. Si continúas navegando por nuestra página web, estarás aceptando este uso. Si necesitas más información, puedes echar un vistazo a nuestra política de cookies.

Más información