¿Qué buscas?

Toallas: unos consejos prácticos

Hay algunas cosas de las que no puedes prescindir en tu vida. Por ejemplo toallas. Cuando sales del baño o de la ducha, en el gimnasio, en la piscina, en la playa.... La toalla forma parte de tu vida diaria. ¿Pero cómo elegir la toalla adecuada? ¿Y cómo las mantienes suaves y bonitas durante mucho tiempo? ¡Te lo explicamos!

¿Cómo elegir el tipo de toalla adecuada?
 

Toallas de algodón

¡El clásico de los clásicos! Una toalla de algodón no sólo puede absorber mucha humedad, sino que también es un producto natural que es suave para la piel. Las toallas de baño de algodón y las toallas de huéspedes de CASA se fabrican en Europa en base a materiales de alta calidad. Además, los colores del surtido se adaptan a las últimas tendencias de interior, para que formen un bonito conjunto con tu cuarto de baño.

¿O qué te parece una toalla de microfibra?

El nombre lo dice todo: las fibras de una toalla de microfibra son mucho más pequeñas que las de una toalla normal. Y esto tiene bastantes ventajas. Los paños de microfibra pueden absorber mucha más humedad y se secan más rápidamente que sus homólogos tradicionales. Además, son mucho más finos y ligeros, por lo que no ocupan mucho espacio y son muy convenientes para llevar a la playa, a la piscina o al gimnasio. Y a diferencia de una toalla de algodón, los paños de microfibra también se mantienen súper suaves. En CASA las encontrarás en dos prácticos tamaños y tres colores de las últimas tendencias.


 

Lavar toallas como un profesional

El algodón natural es bueno para la piel y los paños de microfibra son conocidos por ser súper suaves ... pero con el tiempo, las toallas se vuelven mucho más ásperas. Y, por supuesto, quieres evitar eso. Te damos algunos consejos para mantener tus toallas súper suaves:

  • Elige buena calidad. Una toalla más gruesa no sólo dura más tiempo, sino que también permanece suave al tacto durante más tiempo.
     
  • Ten cuidado con el suavizante. El suavizante provoca que la toalla absorba menos agua, lo que la hará más áspera. ¿Quieres usar un suavizante de todos modos? Opta por una versión natural.
     
  • Las toallas son más suaves cuando salen de la secadora, pero desafortunadamente también causará que tus toallas se desgasten más rápidamente. Si tienes la oportunidad, sécalas al aire libre. Debido al movimiento del viento, las toallas se vuelven menos rígidas.
     
  • Consejo de los profesionales: pon de vez en cuando un chorrito de vinagre en el dispensador de suavizante. Los ácidos harán que los residuos de cal y jabón se eliminen mejor de la toalla. Ventaja adicional: el color permanece intacto durante más tiempo.


 

¿Perteneces a #equipoalgodón o #equipomicrofibra? ¿O te gustan ambos? Háznoslo saber y comparte tu colección de toallas con #CosywithCASA


 


 


 

Elige una tienda
Hacia arriba

Cookies

CASA usa cookies para que te resulte más sencillo utilizar nuestra web. Si continúas navegando por nuestra página web, estarás aceptando este uso. Si necesitas más información, puedes echar un vistazo a nuestra política de cookies.

Más información